03/09/2019

Posee 8,4 kilómetros de extensión recorriendo 20 metros bajo la tierra. Una vez operativa, la idea es que con esta obra se duplique la capacidad de drenaje del arroyo Vega.

En pocos días empezará a estar activo el túnel aliviador del arroyo Vega, que contribuirá a evitar inundaciones en 13 barrios porteños.

El miércoles de la semana pasada comenzaron las “pruebas de llenado”, que se hacen inundando el túnel y posteriormente vaciándolo para comprobar si funciona correctamente.

El proceso es el siguiente: se rompe la ataguía, o sea el talud de tierra situado frente al pozo de descarga en la desembocadura con el Río de la Plata y tras ello se abren las compuertas para que el agua pueda llenar el pozo y dirigirse hacia el túnel. A lo largo de 12 horas entran 170.000 m3 de agua, más que los 164.000 de capacidad con que cuenta el túnel. Tras ello, tres bombas hidráulicas efectúan el vaciado completo, que tarda cerca de 36 horas.

Después del trabajo efectuado en la primera etapa con la tuneladora “Elisa” (denominada así en honor a la primera mujer recibida de ingeniera en Argentina, o sea Elisa Beatriz Bachofen), que excavó 5,9 kilómetros desde Costanera Norte hasta La Pampa y Victorica en Parque Chas, llegó la segunda etapa. En la primera, “Elisa” cavaba y a la vez apuntalaba el hueco mientras colocaba las dovelas que servían para armar el túnel de 5.30 metros de diámetro, trabajando hasta 20 metros debajo de la tierra. En la segunda, que terminó hace pocos días se hizo el túnel, de 2,4 kilómetros, que corre debajo de la calle Nueva York en Agronomía hasta Ballivián (su continuación) y Gamarra, en Parque Chas. Esta tuneladora usó el sistema “Pipe Jacking”, que mientras que excavaba instalaba tuberías sin necesitar abrir zanjas. Los trabajos necesitaron de una inversión total de 290 millones de dólares, empleando a 400 personas que usaron 43.700 m3 de hormigón armado.

Esta obra es parte del Plan Director Hidráulico de la Ciudad, que culminó su diseño en 2005. En su primera etapa se efectuó la obra del arroyo Maldonado, con dos aliviadores debajo de la Avenida Juan B. Justo. En tanto, el Vega atraviesa la Ciudad de Buenos Aires de Oeste a Este, desembocando en la Costanera Norte. Con las fuertes lluvias, su cuenca y primer emisario (que fue efectuado en la década del ´40) suelen inundar calles en Villa Ortúzar, Parque Chas, Agronomía, Chacarita, La Paternal en la Comuna 15 y también los barrios de Núñez, Belgrano, Coghlan, Villa Urquiza, Colegiales, Villa Pueyrredón, Villa del Parque y Villa Devoto.

El proyecto para el Vega había surgido 12 años atrás pero la excavación en cuestión comenzó en 2017. Con otros 9,4 kilómetros de ramales secundarios, se espera que la obra beneficie a unos 315.000 vecinos porteños.

FUENTE: Voces de la Comuna 15

 on Twitter
Similar Posts